Últimas noticias

Autor: Profesor Nick Robinson

wolfgangEl 6 de Enero de 2017, un día frío de invierno, en Alemania, bajo un cielo claro y azul, con un sol radiante, Wolfgang E. Burhenne nos dejó. Falleció plácidamente en casa acompañado de sus familiares y de su hija Raphaella. La familia está organizando un acto en memoria de su vida y muerte, que se celebrará en los próximos meses. El funeral se realizó en privado, sólo para la familia. La pasión de Wolfgang Burhenne por crear leyes para proteger todo tipo de fauna y flora, ya es legendaria. Él, más que cualquier otro individuo, concibió y apoyó leyes para la conservación y administración de la naturaleza y del medio ambiente mundial. Tanto en los Alpes de Austria o Baviera, como en África o en la Península Arábica, se sentía en casa. Le encantaba la caza y el cuidado de los animales salvajes. También dedicó su vida a construir lo que hoy conocemos como “crecimiento sostenible”, ayudando a las personas y a la naturaleza a vivir juntos en armonía. Se sentía tan a gusto en los pasillos de Naciones Unidas en Nueva York o Ginebra, como en las delegaciones parlamentarias en Alemania, o en la montañas y bosques.

En Nueva York, con la delegación alemana de Naciones Unidas, la última visita del Dr. Wolfgang Burhenne a la ONU. En la imagen: Dr. Wolfgang Burhenne, Dr. Parvez Hassan, Profesor Richard L. Ottinger, Profesor Cymie Payne (sentados), Profesor Nicholas Robinson y David O'Connor, representante de la UICN en la ONU, y la plantilla de la delegación.

Nacido el 27 de Abril de 1924, la educación formal de Wolfgang Burhenne acabó al empezar la Segunda Guerra Mundial. Su oposición al régimen Nazi le costó el encarcelamiento en un campo de prisioneros. Después de la Guerra, desarrolló la legislación sobre caza y vida salvaje en Baviera, y cuando la República Federal de Alemania se creó en 1949, participó preparando leyes en los Länder alemanes a través de la nueva Unión Interparlamentaria de Bonn. Tras la creación de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, en 1952, empezó su trabajo de por vida a favor de la conservación de los Alpes Europeos y la protección de la vida salvaje en Alemania.

El Dr. Wolfgang Burhenne y el Dr. Parvez Hassan en Nueva York. Septiembre 2016

En 1956, cuando trabajaba en Villa Salvaiati para la Cancillería Alemana, fundó el Centro de Derecho ambiental de la UICN. A petición suya, la UICN creó un comité sobre legislación en 1952-53, que se transformaría en su Comisión de Derecho Ambiental en 1963. Mientras tanto, la UICN adoptó el Morges Manifesto, que serviría de campaña de lanzamiento de la World Wildlife Fun (WWF) para recaudar fondos para la conservación. A través de la nueva WWF, Wolfgang Burhenne conoció a Elisabeth Haub, una reconocida conservacionista alemana que defendió la creación de leyes estrictas para la protección de la naturaleza. Gracias a su generosa ayuda y la de su familia, la Comisión de Derecho ambiental de la UICN y el Centro pudieron asegurarse el soporte financiero para llevar a cabo el establecimiento de un derecho ambiental internacional.

El Dr. Wolfgang Burhenne, el Dr. Parvez Hassan y el Profesor Nicholar Robinson reunidos en el Hotel Roosevelt

En el marco del Programa de Derecho Ambiental de la UICN, Wolfgang Burhenne le pidió a su Primer Secretario General, Jean-Paul Harroy, que recomendara como primer abogado de la UICN a Françoise Guilmin. En 1963 empezó a trabajar en la Convención de África para la Conservación de la Naturaleza y los Recursos Naturales. Wolfgang y Françoise se casaron en 1970 y se convirtieron en una asociación muy célebre para liderar la creación de un derecho ambiental, hasta su muerte en 2013. Con la muerte de Elisabeth Haub, en 1977, Helga y Erivan Haub continuaron el apoyo filantrópico de Elisabeth Haub a los proyectos de derecho ambiental de la UICN.

En 1972, Wolfgang y Françoise lideraron una delegación a la Conferencia de Estocolmo de Naciones Unidas sobre el Medio Humano. Allí reclutaron nuevos miembros para la Comisión de Derecho ambiental, incluido Nicholas A. Robinson, que más tarde ocuparía su cargo.

Este equipo empezó a trabajar inmediatamente en la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES en Inglés), celebrada en 1973 en Washington. Participó más tarde en la Convención sobre la Conservación de las Especies Migratorias (Bonn 1979), en la Carta Mundial de la Naturaleza de Naciones Unidas (1982), la Convención de la ONU sobre Derecho Marítimo (1982) y la Convención de la ONU sobre Diversidad Biológica (1992), entre otros tratados regionales e internacionales.

La Conferencia de Estocolmo recomendó la creación del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y desde 1976 Wolfgang trabajó con el director del PNUMA y su equipo de derecho ambiental. En 1979, en un encuentro de la ONU en Bangkok, Wolfgang reclutó al Dr. Parvez Hassan para la Comisión de Derecho Ambiental, que sucedería a Burhenne en la presidencia de la Comisión. Los dos, Parvez Hassan y Nicholas Robinson, se unieron al equipo de Wolfgang y Françoise Burhenne para representar la UICN en 1992, en la Conferencia de Naciones Unidas sobre Medioambiente y Desarrollo, la Cumbre de la Tierra de Río.

En la 10a Asamblea de la UICN (Nueva Delhi, 1969), Wolfgang Burhenne junto con Negendra Singh y otros, fundaron el Consejo Internacional de Derecho Ambiental (ICEL en Inglés), para dar continuidad al programa de derecho ambiental de la UICN. Los pioneros en derecho ambiental se hicieron miembros del ICEL, que hoy en día sigue siendo un asociación con base en Suiza y acreditada por Naciones Unidas. La Rueda de la Ley, símbolo budista, se ha convertido en el logo del ICEL y de los Premios Elisabeth Haub para el Derecho y la Diplomacia Ambiental. A través del ICEL, Burhenne fundó la Revista de Derecho y Políticas Ambientales, así como muchos libros. La familia Haub fue la principal promotora del ICEL.

Los logros de Wolfgang Burhenne son todavía más extraordinarios si tenemos en cuenta que fue autodidacta. Fue nombrado Doctor Honoris Causa por la Universidad de Bhopal, India (1980) y por la Pace University de New York (1987). La UICN le concedió el Premio Harold Coolidge, su mayor reconocimiento, en 2012. El ICEL celebra su vida y obra y lamenta su muerte. Wolfgang Burhenne sigue vivo en nuestro medioambiente, protegido por sus leyes. Su biografía, A Sustainable Life, escrita por Vivienne Klimke (2015), hace un repaso de su vida (www.artemis-pr.de),

A payment form will be sent when your membership application is approved by the IUCN Academy of Environmental Law

Please note the date that membership commences is when payment of the required fees is received.